9 Estrategias de servicio al cliente que se mantienen en el tiempo.

Estrategias de servicio de atención al cliente

Actualmente mantener la estabilidad de una empresa parece ser un reto de mucho esfuerzo,. Ya que a medida que la tecnología avanza, los consumidores se vuelven mucho más exigentes. Por esta razón, cada empresa debe consolidar las estrategias de servicio al cliente para permanecer a flote en el mercado.  

La competencia es cada vez más reñida y los productos ofertados son cada vez más diversos, hoy en día el campo comercial es muy extenso. Cada empresa debe crear estrategias de servicio al cliente, sino quedará en el olvido y haciendo esfuerzos inútiles para lograr encabezar en la competencia.

La opinión del cliente es un elemento muy valioso, él es quien dirige como deben ser los procesos. No se deben crear estrategias de servicio sin antes analizar la opinión del cliente. 

El servicio al cliente; se refiere a todos los procesos y métodos realizados para que el cliente se sienta a gusto y guarde su exclusividad con la empresa. Es una base para garantizar la rentabilidad.

El servicio o la atención al cliente, debe estar presente antes, durante y después de la compra.

Las estrategias de servicio siempre van en dirección a lo que quiere el cliente y se basa en:

  • Una visión
  • Unos objetivos 
  • Un plan de acción

Las estrategias de atención al cliente son importantes porque ayudan a mejorar los procesos productivos, son pilares para atraer a clientes perdurables.

También es importante porque son desarrolladas a partir de la opinión del cliente y generan los siguientes beneficios:

  • Generan lealtad
  • Producen rentabilidad
  • Conciben publicidad gratuita y valiosa.  
  • Pueden ser el motivo de elección entre un negocio a otro
  • Permiten detectar errores y corregir
  • Logran optimizar recursos

Enumeramos 9 estrategias de servicio al cliente que siempre deben estar presente en las empresas.

1. Reclute y capacite al personal correcto.

No hay nada mas exitoso en una empresa, que tener al personal indicado para cada puesto de trabajo. Cuando se logra colocar al talento correcto son muchos los beneficios que genera la empresa.

Seleccionar los perfiles adecuados para cubrir las vacantes puede ser un arduo trabajo, este proceso merece dedicación y esmero.

Existen muchos casos hay personas que piensan que reclutar personal es algo sencillo y de corto tiempo, pues es un error, no debe ser tomado con ligereza.

Entre los planes de acción para mejorar el servicio al cliente, es importante crear un programa de reclutamiento y selección de personal, estructurarlo bajo una planeación estratégica, a modo de generar los resultados deseados.

Estar dentro de  la competencia no solo es asunto de colocar un buen producto, va más allá, mantener al personal adecuado es la clave, la capacitación también tiene gran importancia ya que permite a los empleados educarse y mejorar para ser más eficientes. Capacitar bajo una cultura positiva fomenta la empatía en los empleados y en los clientes.  

2. Un personal feliz es igual a clientes felices

El término feliz o felicidad es visto como extraño en el campo laboral, sin embargo es algo alcanzado y provechoso. Un trabajador feliz da como resultado un mejor rendimiento y mayor productividad.

Estrategia de servicio al cliente
Personal aplicando estrategias de servicio al cliente

Un equipo de trabajo feliz es la clave para lograr el rendimiento en los empleados, el trabajo ya no es una carga sino una labor que disfrutan. Quien ama y es feliz con lo que hace conquista todo lo que se proponga. 

Para lograr que un personal esté feliz, se juntan muchos elementos y la alta gerencia siempre debe actualizar los beneficios corporativos para que el personal se sienta agusto.

Un trabajador feliz cumple con estos tres elementos; es comprometido, productivo y honesto.

Para lograr que se cumpla el eslogan ”Personal feliz es igual a clientes felices”, es muy importante que exista un clima laboral saludable y armonioso, La clave está en darle al empleado un equilibrio entre su vida personal y laboral. 

3. Mantener presente que es importante reconocer la lealtad de los clientes.

Cuando se habla de clientes felices es sinónimo de clientes leales. Un cliente leal es un elemento de valor para cualquier organización, por ello se deben cuidar y tratar de la mejor manera. 

Reconocer la lealtad de los clientes, es básicamente la capacidad de hacerlos sentir satisfechos. Esto tendrá como consecuencia, que el cliente adquiera de manera automática el producto o servicio sin ver la competencia. 

Es tarea de la empresa mantener clientes leales. Crear planes de acción para mejorar el servicio al cliente, es un valor agregado para que se mantenga firme a la hora de elegir.

Si la empresa es leal a sus clientes, los clientes lo serán con ella. Todos los clientes son diferentes, pero absolutamente todos valoran que la empresa se preocupe por hacerlos sentir bien, esto es fundamental para el crecimiento y consolidación de la marca.

“Un cliente satisfecho siempre será un cliente feliz y por lo tanto un cliente leal”

4. Mantener un buen liderazgo desde arriba.

Crear estrategias para mejorar el servicio al cliente y lograr un buen posicionamiento con respecto a la competencia deberá ser un compromiso adquirido desde la alta gerencia. Un líder no da órdenes, enseña a través del ejemplo.

Las organizaciones dependen de buenos líderes, que crean en la estrategia y que  asuman la misión con la mayor disponibilidad y compromiso.

Un líder no sólo delega responsabilidades, sino que expande el poder hacia los demás, debe  ser humilde y reconocer que cada empleado tiene su potencial.

Una empresa puede tener la planificación, organización y control de todos sus procesos pero si carece de un buen liderazgo no sobrevivirá en el mercado. 

5. La sugerencia de clientes y del personal siempre son importantes.

Las sugerencias siempre son bienvenidas para crear, innovar y optimizar los procesos. Hay muchas empresas que caen en el error de no tomar en cuenta las sugerencias o quejas, solo se encargan de dar órdenes y no prestar atención a lo que en realidad le llevará al éxito. 

Quien no sabe escuchar a sus clientes ni a sus trabajadores, toma malas decisiones, puede invertir mucho dinero en estrategias de servicio y estrategias de postventa, pero no llegará a los resultados propuestos. 

La opinión y la crítica son valiosas para implementar estrategias para un buen servicio al cliente.

6. Ver las quejas de manera positiva

Cualquier opinión del cliente es una oportunidad que vale oro, las quejas forman parte elemental para lograr optimizar los procesos. 

Contar las opiniones y quejas de los usuarios permitirá saber, qué se debe mejorar y qué se debe cambiar. Es muy importante recibir las quejas de manera positiva, esto ayudará a diseñar planes de acción para mejorar el servicio al cliente.

El cliente es el pilar de cualquier empresa, escuchar las sugerencias de manera asertiva logra para la empresa mejoras en el servicio, en la imagen y en la economía.

7. Brinde rapidez en el servicio

En los tiempos actuales donde todo el mundo anda acelerado, un punto a favor para obtener clientes leales es la rapidez en el servicio.

Brindar a los clientes un producto o servicio de calidad, con un valor agregado llamado rapidez es fundamental para retener y ganar clientes. 

Entre las estrategias de servicio al cliente, no basta con atenderle con empatía y amabilidad, también es necesario atenderlo con agilidad. Una atención de excelente calidad podría quedar arruinada si se le hace esperar de más al cliente.

8. Dar un buen provecho a la tecnología.

La tecnología da avances cada día, todas las grandes empresas actualizan sus sistemas, los ajustan para garantizar eficiencia y eficacia en el servicio al cliente.

La tecnología brinda ayuda en las estrategias para un buen servicio al cliente, perfeccionando los procesos de manera rápida y sencilla.

Cualquiera de los planes de acción para mejorar el servicio al cliente que no esté soportado en la tecnología puede fracasar por falta de una herramienta eficiente , todo se debe respaldar mediante esta herramienta.

9. Consolidar una reputación con el cliente.

La reputación de una empresa es un activo muy valioso, que se cosecha paso a paso, debe ser progresivo y seguro. 

La credibilidad es como la confianza, se gana y se pierde por cualquier mínimo error. Cuando se gana la reputación con los clientes es necesario establecer estrategias del servicio al cliente para poder permanecer dentro del mercado.

Por lo tanto la reputación empresarial se edifica con la completa satisfacción de sus clientes.

EN RESUMEN!!

El mercado es un entorno altamente competitivo y cambiante, los clientes tienen múltiples y diversas opciones entre las que elegir. Lograr posicionarse en el mercado es una tarea difícil y requiere mucha convicción.

Aplicar estrategias de servicio para mantener satisfechos a los clientes, es un factor fundamental para hacer que una marca progrese.

Escrito por: Raquel Graterol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba